sábado, 9 de octubre de 2010

CIEN AÑOS DE CÁTEDRA


Acaba de llegar a mis manos una revista que hace referencia a las anécdotas, las vivencias, momentos y recuerdos de algunas importantes personas actuales que participaron con sus escritos en su publicación y de otras importantísimas personas del Líbano que escribieron memorias y vivencias, y que ya no están con nosotros, y que las directoras de esta gran publicación, eligieron algunos de esos escritos, para que la gente del Líbano conozca de su meritorio pasado.


He querido y de aquí en adelante transcribiré y publicaré, sin autorización expresa de sus autores, algunas de las "Mil historias para evocar", como reza la portada de ésta publicación, que a mi parecer me han impactado por su genialidad, por su lectura amena en una prosa a manera de cuento, en un lenguaje simple y cotidiano y que nos hacen exclamar: "¿Síii?, ¡Eso realmente sucedió!, ¡Hummm, no lo sabía y que bueno saberlo."


Publicadas en el interior de las páginas de esta "REVISTA CULTURAL",


editada por la Gobernación del Tolima


autorizada por el Señor Obispo del Líbano

Monseñor José Miguel Gómez Rodríguez


y el gobernador Oscar Barreto Quiroga.



Bajo la dirección de dos primerísimas Damas,

muy queridas en El Líbano:


BEATRIZ PARRA DE ESCOVAR y

MYRIAM PEÑA ORTEGA



En HOMENAJE a la Parroquia
Catedral NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN
EN SU CENTENARIO.








A continuación la transcripción del texto del primer artículo que aquí les comparto, a los que están lejos y no les llega esta publicación, escrito y publicado por una de sus Directoras; Señora Beatriz Parra de Escovar:


EN GRATITUD Y TRIBUTO A LA GENTE HUMANITARIA QUE HA PLASMADO SU HUELLA EN EL LÍBANO.



Por Beatriz Parra de Escovar.


Humanitario es aquel que mira y actúa buscando el bien del genero humano en forma desinteresada, ejemplos muy preclaros hemos tenido en la historia del Líbano.

Si vamos a hablar de humanismo y civismo, al primero que debemos recordar es al general ISIDRO ANTONIO DE LA PARRA, no solo nos fundó y organizó como pueblo sino también en su propia casa funcionó el primer colegio, costeando por su cuenta a la institutriz, Susana Angarita, así mismo el General dictó clases de geografía, historia universal e idiomas.

Sin embargo, sin profesar la fé católica, dispuso del lote donde quedaría la iglesia y trajo como sacerdote al padre Medina.

Dr JOSÉ DEL CARMEN PARRA al parecer adquirió como compromiso sagrado limpiar y desyerbar el cementerio. Por eso, se le vió pasar todos los lunes, con su gabardina, botas de caucho, sombrero de corcho y azadón al hombro hacia al campo santo.

Doña CELIA ARIZA DE CÁRDENAS. Cuentan que cuando llegaba al hospital San José, las hermanas vicentinas hacían repicar las campanas porque llegaba la mayor colaboradora y patrocinadora del centro asistencial.

Doña TEODOLINDA DURÁN DE VELÁSQUEZ, doña turulita como le decíamos cariñosamente, se distinguió por su dulzura y afecto. Siempre acompañó a ricos y a pobres en las velaciones con el fin de llevar consuelo y ternura a las familias que en el momento lo necesitaban.

Señorita ALICIA VÉLEZ TREBILCOCK, En su colegio e Internado el Instituto Tolima Femenino, acogió niñas de todo el país, y les brindó la oportunidad de estudiar gratis. Se porto con sus alumnas con la misión de madre lo que le mereció el calificativo de mamá Alicia de parte de muchas de ellas.

Señor ALFONSO ARANGO TORO, ayudó a un sin número de familias, llevándoles mercado a su casa. Los sábados repartía una limosna representada en dinero y comida a muchos necesitados.


Don JAIME HERRERA y doña CECILITA LLANO DE HERRERA, colaboradores con las actividades del pueblo. Hay que resaltar como hecho especial que Don Jaime después del incendio de la iglesia, el 7 (sic) de enero de 1954, tomó con entusiasmo la presidencia de la junta para la reconstrucción de la Catedral que hoy tenemos.

Doña BEATRIZ CORREA DE ESTRADA, doña EMILIA RUIZ DE LASERNA, doña DIOSITA VALERO DE LÓPEZ, doña TULIA RAMÍREZ DE VELANDIA, doña LIGIA VÉLEZ DE GÓMEZ, doña CARMENCITA ALZATE DE BOTERO, don MIGUEL LÓPEZ, señor JAIME GARCÉS TORO, incondicionales colaboradores en las diferentes actividades de la iglesia y del Centro de Rehabilitación José Rubén Salazar.


Señor ENRIQUE MURILLO WALTEROS, capitán Enrique "Wico". Toda su vida la dedicó con pasión y entusiasmo al trabajo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Líbano, con tanto esmero, que desde su inicio debió ejercer su labor con las mas elementales herramientas de trabajo. Su espíritu social lo llevo a gestionar la construcción y funcionamiento de la plaza de toros Pepe Cáceres del Líbano.

Señor
GONZALO POVEDA, persona cívica que nos organizó cuando hizo erupción el nevado del Ruiz, el 13 de noviembre de 1985. Él con su megáfono nos invitó a limpiar las calles y los techos, para evitar inundaciones en caso de lluvia.

Señorita ROSALBITA PRADA, ¡Qué calidad de mujer!... generosa, sencilla, alegre. Una amiga inmejorable que siempre estuvo presta a ayudar a quienes en su momento la necesitaban. Con cariño y entrega iba constantemente al ancianato y a la cárcel a dar lo mejor de sí misma: consuelo y amor.




Doña AIXA PUERTA DE PARRA, mi mamá. Toda la vida la he visto llevar cariño con una sonrisa en sus labios a los viejitos del ancianato, supliendoles sus mas elementales deseos como son: el perfumito, el pintalabios, las peinetas, los aretes, las enagüitas, y el arreglo de las manos que ella misma les hace pintándoles las uñas a las viejitas. Cuando en el ancianato funcionaba el almacén de ropa de segunda, era Ella, la que lo atendía y el recaudo iba para ayudar a la institución.

Doña DEISSY REYES DE SEGURA, mujer abnegada, incansable trabajadora en todas las campañas que se realizaban en el pueblo, en beneficio de la comunidad.

Señorita MARINA JARAMILLO VILLEGAS, su generosidad a manos llenas con el ancianato, las clarisas, la iglesia y con muchas personas de nuestra comunidad engrandece su loable labor humanitaria.

Señora ESTELLA VÉLEZ DE ANGARITA, colaboradora entusiasta en todas las entidades que dirigió como la Cruz Roja, Liga Contra El Cáncer, Cooperativa de Amas de Casa, Bienestar Familiar y para el Hogar San José, consiguió, entre otras cosas el primer televisor a color.

Doña ESTELA VISBAL DE ARANGO, En su casa de puertas abiertas, acoge con amabilidad y sencillez a todas las personas que nos visitan en eventos civiles y eclesiásticos. Su trabajo en varias organizaciones de nuestro municipio es de gran calidad y de meritorio reconocimiento.

Con beneplácito exaltamos el trabajo social de nuestra juventud libanense en los nombres de ALBERTO MOJICA, MARYORI TRUJILLO DUQUE, DINA FERNANDA ESCOVAR PARRA, quienes cada año gestionan en Bogotá la consecución de regalos de navidad y útiles escolares para los niños mas necesitados.

Muchas personas maravillosas, como USTED, que en este momento, están leyendo este artículo, deberían figurar como parte esencial de nuestro homenaje, no han sido mencionadas por lo reducido del espacio. Reciban nuestro reconocimiento y gratitud por cada granito de arena aportado a la grandeza y desarrollo de nuestra muy querida Ciudad de Torres Blancas.


Notas al pié:

Algunos de los artículos de esta revista no fueron publicados con fotografías, por "falta de espacio".

Y una gran cantidad de autores se quedaron por fuera de la publicación, también, "por falta de espacio", no por falta de calidad en sus escritos, por ahí también me cuentan que para realizar esta publicación, "hubo polémica", por los que se quedaron por fuera.

Las fotos anexas aquí en este post, para recrear el artículo escrito por la Señora Beatríz de Escovar, son publicadas, como siempre, gracias al valioso aporte de nuestros colaboradores Señor Gabriel Parra Echeverri, Germán Echeverri Palacio y Henry Adams Peña.

De nuevo gracias al Capitán Henry Murillo, comandante del Cuerpo de Bomberos del Líbano, por brindarnos la Fotografía de su padre: el Capitán ENRIQUE WICO.